9 mar. 2010

Los nombres de las estrellas




    En el cielo nocturno Orión persigue a las Pléyades, Perseo vuela a rescatar a Andrómeda, los argonautas buscan el vellocino de oro... Los griegos, con los catasterismos de sus dioses y héroes, nombraron 48 de las 88 constelaciones reconocidas hoy.


    Para designar a las estrellas generalmente se utilizaba el genitivo del nombre latino de la constelación a la que pertenece, o su abreviatura, precedido de una letra del alfabeto griego. Así, Sirius, la estrella más brillante del cielo es α Canis Majoris. A la segunda estrella más brillante de cada constelación se le asigna la segunda letra , β , a la tercera γ , y así sucesivamente.
  
    Cuando se acaban las veinticuatro letras se sigue con los números para designar a las menos brillantes. Así, por ejemplo, Mérope, cuyo nombre científico es 23 Tauri, , es la número 23, en cuanto a su brillo se refiere, después de la ω Tauri. Dicen que Mérope es la única de las 7 hijas de Atlas y Pléyone que no brilla intensamente, porque está avergonzada de haber mantenido relaciones con un mortal, y no con un dios. El cúmulo estelar de las Pléyades, en Tauro, es una de las visiones más bellas del cielo nocturno por sus nubes de polvo de color azulado.


   Pero el número de estrellas conocidas se ha hecho tan grande en los últimos años que tenemos que usar un sistema diferente para designarlas. La mayoría de los nuevos nombres están formados por una abreviatura seguida de un grupo de símbolos, por ejemplo, PSR J1302-6350.

    

No hay comentarios: