11 feb. 2015

Actividades del segundo trimestre


   Os propongo una actividad libre (dibujo, comentario de texto, composición literaria, presentación...) sobre el siguiente texto del Libro IV de la Eneida de Virgilio:

LAMENTO DE DIDO

   En ese momento, cuando las ropas de Ilión y el lecho conocido contempló, en breve pausa de lágrimas y recuerdos, se recostó en el diván y profirió sus últimas palabras:

   -''Dulces prendas mientras los hados y el dios lo permitían, acoged a esta alma y libradme de estas angustias. He vivido, y he cumplido el curso que Fortuna me había marcado, y es hora de que marche bajo tierra mi gran imagen.''[...]


   Dijo, y, la boca pegada al lecho: -''Moriremos sin venganza, mas muramos'', añade. ''Así, así me place bajar a las sombras. Que devore este fuego con sus ojos desde alta mar el troyano cruel y se lleve consigo la maldición de mi muerte.''

   Había dicho, y entre tales palabras la ven las siervas vencida por la espada, y el hierro espumante de sangre y las manos salpicadas.[...]

   Cayó aquella tratando de alzar sus pesados ojos de nuevo; gimió la herida en lo más hondo de su pecho. Tres veces apoyada en el codo intentó levantarse, tres veces desfalleció en el lecho y buscó con la mirada perdida la luz en lo alto del cielo y gimió profundamente al encontrarla.

   Entonces Juno todopoderosa, apiadada de un dolor tan largo y de una muerte difícil, a Iris envió desde el Olimpo a quebrar un alma luchadora y sus atados miembros.[...]

 Iris por eso con sus alas de azafrán cubiertas de rocío vuela por los cielos arrastrando contra el sol mil colores diversos y se detuvo sobre su cabeza. -''Esta ofrenda a Dite recojo como se me ordena y te libero de este cuerpo.''

   Esto dice y corta un mechón con la diestra: al tiempo todo calor desaparece, y en los vientos se perdió su vida.



                                                              
   
                                                          Presentación sin efectos

2 comentarios:

Raul Blanco dijo...

με ηα παρεξιδο μυψ ιντερεσανδε εστρε φραγμεντο δὲ λα Ενειδα δὲ ϝιργιλιο

Raul Blanco dijo...

La música de Dido y Eneas demuestra que Purcell era capaz de incorporar a su propio estilo tanto los logros de la escuela músico-teatral inglesa del siglo XVII, como las influencias que otras fuentes continentales ejercieron sobre la misma. De esta forma, esta obra maestra incluye danzas y coros, elementos propios de la tradición francesa, constituyendo estos últimos una parte importante de la obra, ya que se mezclan libremente con los solos durante toda la ópera